sábado, 30 de agosto de 2014

BONITO CON TOMATE!



Han pasado casi tres años desde la última entrada, tres años llenos de grandes acontecimientos, el principal el nacimiento de Lucía, que nos ha llenado la vida de momentos inolvidables desde su llegada hace ya dos años!! El siguiente es el nacimiento inminente de Carlota que probablemente para cuando se publique el post esté ya con nosotros, a pesar de ver a Paula con la tripa desde hace ya meses creo que no me hago a la idea de que pronto seremos cuatro, y de que nos espera una temporada sin poder dormir a pierna suelta…
 
No se nos puede olvidar que hemos tenido otra mudanza, después de estar un año de obras, finalmente en junio del año pasado nos mudamos a nuestra nueva casa en el centro de Madrid, el año de obras fue una pequeña pesadilla que parecía que no iba a acabar nunca, pero hoy volviendo la vista atrás creo que ha merecido la pena y mucho!
Durante estos tres años hemos seguido cocinando, pero hemos perdido totalmente la esencia del blog que espero poder recuperarla, el origen del blog fue disponer de un “cuaderno online” de las recetas para poder acceder a este desde cualquier lugar sin la necesidad de echar en falta donde estés esos cuadernos interminables de recetas que tienen nuestras madres en los que almacenan la mitad de sus vidas. Al no haber estado anotando las recetas que hemos ido cocinando nos encontramos con el problema de que cada vez que queremos repetir un plato uno se vuelve loco contrastando recetas hasta volver a conseguir algo similar aquello que cocinamos un día que estaba de rechupete, al final pierdo más tiempo rebuscando que el que me hubiese llevado colgar un nuevo post con la receta en el momento de cocinarla, así que esperamos poder volver a los orígenes y acabar con esto!

Pues nada mejor que retomarlo con una receta de temporada muy típica del norte y que nos hemos hartado a comer, y mi madre a preparar cuando éramos niños, ahora me toca a mi preparársela a Lucía igual que mi madre hacia con nosotros, y espero que ella lo devore igual que hacíamos nosotros.

Ingredientes para 4 personas
800grs de bonito
1 cebolla
2 dientes de ajo
Medio pimiento verde
1 cayena
2 latas de 400grs de tomate triturado
Medio vaso de vino blanco
Aceite de oliva
Sal
Azúcar

Lo primero que vamos a hacer es limpiar el bonito de piel y espinas, lo troceamos en trozos grandes para que al pasarlo por la sartén quede crudo por dentro y se acabe de hacer con el calor del tomate. Salamos los tacos y los marcamos por todas sus caras en la sartén, los retiramos y reservamos.
En esa misma sartén pochamos la cebolla, el ajo y el pimiento, todo bien picadito y la cayena. Una vez que esté bien pochado retiramos la cayena para que nadie se lleve un susto y  añadimos el vino blanco y dejamos reducir, ahora las dos latas de tomate, añadimos sal, y lo mantenemos a fuego bajo unos treinta minutos. Para evitar la acidez del tomate añadimos una o dos cucharadas de postre de azúcar en caso de que lo veamos necesario, yo las suelo echar por defecto. Una vez que el tomate ya está hecho lo apartamos del fuego e introducimos los tacos de bonito que se acabaran de hacer en eses calor residual. Es importante no tener el bonito cociéndose en la salsa de tomate porque el bonito es un pescado que se queda muy seco si se pasa. Buen provecho!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails